Hôtel le Quetzal ***

La piscina

Baños de sol y descanso…

Por supuesto, la playa está a menos de 300 metros, pero el placer del sol y el descanso no esperan. Le Quetzal le propone una piscina exterior grande y bonita que se extiende bajo las palmeras con una elegante terraza totalmente amueblada para su deleite.

piscineLe Quetzal es un lugar único que le invita a disfrutar del encanto de su espaciosa piscina con sus formas recortadas. El agua traslúcida solo espera su voluntad. Déjese tentar por unas brazadas antes de acostarse sobre la tumbona.

De regreso de un paseo en bicicleta por los senderos de la Grande Motte o del campo de golf, entre dos excursiones por la región de Camargue o de Cévennes, una vez en el hotel, disfrutará de la tranquilidad de la piscina que le invita a apreciar la suavidad del clima en su confortable terraza, a la sombra de su vegetación.

Scroll Up